Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
LOS ALINCOS DJ-C1 y DJ-C4 | Radioaficion Ham Radio

LOS ALINCOS DJ-C1 y DJ-C4

Share

 

LOS ALINCOS DJ-C1 y DJ-C4

Al recibir las muestras del fabricante, lo primero que nos llamó la atención fue el tamaño de la caja en que habían llegado. De hecho, os podemos asegurar que fue la caja de embalaje más pequeña llegada jamás a nuestro Laboratorio de Radioafición. Cuando la abrimos, encontramos dentro otras dos todavía más pequeñas, una de ellas contenía la unidad transceptora y la otra una unidad de base para recargar la batería. Adicionalmente, venia otra caja que contenía el transformador (tipo walkman) para la alimentación de la base, ajustado a 9 V, 150 mA.

Pero al abrir las cajas que contenían los transceptores, fue cuando nos dimos cuenta de lo realmente "delgados" (en términos de grosor) que son estas unidades: 10.6 mm. Ah, una de las cosas que jamás llamareis a estos aparatos, son "cajas negras": Han sido rematados en un fino acabado color aluminio mate.

alinco

DOS GUISANTES DE LA MISMA VAINA

El DJ-C1 (modelo para 144 MHz) y el DJ-C4 (el modelo para 432 MHz) son tan iguales en gran parte de los aspectos, que a lo largo del siguiente reportaje nos referiremos a los dos simplemente como "el DJ-C1". Así que nos limitaremos a detallar las diferencias entre ambos, en el momento en que surjan.

Accesorios
El DJ-C1 viene equipado con unos confortables auriculares, que resultan indispensables ya que el aparato no incorpora un altavoz. También trae de serie una extensión flexible para la antena telescópica incorporada. Después tenemos, como "extras", para entendernos, una gama completa de micrófonos-altavoces, micrófonos-auriculares y cargador de baterías para su uso en el coche.

La antena
El DJ-C1 trae de serie, como ya hemos comentado, una corta antena telescópica incorporada, que se extiende hasta 100 mm (10 cm), y a la cual se le puede añadir un suplemento en forma de antena extensora de otros 70 mm (7 cm) de extensión. Alternativamente, si el transceptor va a utilizarse desde dentro de un bolsillo, la antena telescópica puede retraerse para protegerla, dejando fuera solamente la extensión flexible.

Micrófono-altavoz
Para las pruebas que estuvimos realizando, utilizamos uno de los micrófonos-altavoz incluido como extra, en concreto el modelo EMS-49, que ha sido diseñado muy en la línea (queremos decir, proporción) del transceptor. O sea, que también es pequeño, aunque tal vez sea m s apropiado decir que es "liliputiense", porque mide 25 mm (DOS centímetros y medio), y en su punto mas ancho mide solamente 50 mm (5 cm) de altura. En recepción, la calidad del audio que sale al exterior por tan minúsculo altavoz es bastante aceptable, y a pleno volumen, resulta incluso adecuado para su uso en unas condiciones de interior tranquilas. En cuanto a la transmisión, los informes de calidad recibidos fueron también bastante buenos.

Carga de la batería
Dentro del DJ-C1 viene una batería de litio, que no ha sido pensada para cargarse fuera del equipo. Si deseamos recargarla, habra  que colocar el transceptor entero encima de la unidad de base a la que nos referíamos en la introducción que, curiosamente, es casi el doble de grande que el transceptor en si. Cargar una batería completamente descargada nos llevará unas dos horas, y durante el proceso, se enciende un led verde en la citada unidad de base, que se apagar  en cuanto la batería esta‚ cargada. La unidad transceptora queda fijada a la base por medio de un clip incorporado, que elimina la posibilidad de un mal contacto. El usuario suelta el transceptor de la base presionando antes en el clip, después de lo cual la unidad se suelta muy suavemente de su cargador. El fabricante indica que, bajo unas condiciones de uso normales, la batería soportará  unas 500 recargas.

Funciones
Los controles rotativos, tan corrientes en los equipos convencionales, están completamente ausentes en el DJ-C1. De hecho, se controla todo (a excepción del PTT y el conmutador de encendido) desde los botones tipo membrana del panel frontal. La mayoría de los citados botones -como era de esperar- controlan m s de una función. As¡ que desde los siete botones que hay en el panel controlaremos la selección manual de canales arriba/abajo en pasos de 12.5 kHz y 1 MHz, selección de escaneo de canales de memoria, ráfagas de tono -tone bursts- programables, CTCSS programable, key lock
(bloqueo de teclado) y selección del canal de llamada. En el "panel" superior, hay un conmutador deslizante para encender o apagar el equipo, un led rojo que indica si se esta  transmitiendo o no, y una clavija estereo de 2.5 mm para conectar los auriculares o el micrófono-altavoz. Por su parte, en el panel posterior hay dos contactos eléctricos convenientemente protegidos, que coinciden con sus parejas situadas en la unidad base de recarga.

El display
Veamos ahora las características del display de cristal líquido que tiene esta unidad. Nos muestra la frecuencia, la indicación del canal de memoria y su número de ídem. asociado, el key lock, el modo de recepción AM (solo disponible en el DJ-C1 extendido), indicación de canal ocupado, el cambio -shift- del repetidor, la operación en CTCSS y si ha sido seleccionada la segunda función de los botones del panel. Si presionamos el botón de VOL/SQL (volumen/squelch) podremos acceder a los otros ajustes de la frecuencia mostrada en el panel LCD, o sea su volumen y el squelch, por si aún no había quedado claro.

Rendimiento en el eter
En 432 MHz, el rendimiento en recepción del DJ-C4 resultó ser marcadamente bueno, considerando la antena no resonante con la que estaba equipado. Por ejemplo, dentro de Laboratorio era perfectamente audible un repetidorubicado a unos kilómetros de distancia. Por su parte, el rendimiento en transmisión estuvo siempre dentro de lo que se podía esperar, es decir, que resultó imposible acceder al repetidor en cuestión. Sin embargo, al situarnos a la mitad de la distancia con respecto al mismo repetidor, el mismo sonaba razonablemente bien y se pudo acceder al mismo sin ninguna dificultad.

En 144 MHz, el rendimiento en recepción del DJ-C1 quedó limitada por lo corto de la antena (incluso equipado con la extensión flexible, es menos de 0.1 la longitud de onda). El rendimiento en transmisión se vio igualmente limitado por este aspecto. Recibiendo continuamente, un DJ-C4 plenamente cargado duró mas de 14 horas en funcionamiento.

Conclusiones
Gracias a la implementación de un  alto grado de miniaturización e integración, la compañia Alinco ha intentado producir dos transceptores extremadamente pequeños, no mucho m s grandes que una tarjeta de crédito y de tan solo 1 cm de ancho. Caben perfectamente dentro del bolsillo de la camisa, sin sobresalir y sin crear un bulto aparente.

En definitiva, el DJ-C1 y el DJ-C4 son unos transceptores de rango corto ideales, por ejemplo para operar a traves de un repetidor local o de una bbs de radiopaquete (packet radio), o bien a traves de un "contest site".

En nuestra opinión, la única cosa que han dejado de lado los ingenieros es una hipotética capacidad de conectar una antena externa. Tal vez hubiera sido posible la implementación de una conexión para coaxial miniaturizada, de forma que utilizando un adaptador adecuado, se permitiese el uso de una estación "de las grandes" o bien de una antena móvil, y tal vez incluso
con un amplificador lineal. En este caso, creemos que ello habría elevado el rendimiento medio de estos equipos, por lo menos hasta igualarlo con el de muchos otros transceptores para 144 MHz y 432 MHz existentes actualmente en el mercado.

Nota
Un DJ-C1 con su cobertura extendida, conmuta automáticamente al modo AM cuando recibe por debajo de 136 MHz.

Mejora de recepción: En las fotos cortesia de Rick von Glahn se muestra como insertar un cable coaxial de antena

alinco

alinco

EA1CSI © QTC Magazine Marzo 1998, todos los derechos reservados.

 

Related Articles