HOME     Articles     NEWS     Announced DX     MODS     VIDEO     Mr. Aluminio     Reviews     Archivo     SWL News
vida microbiana en los carburantes diésel
Thursday, 06 June 2013 11:12
Share

Los problemas del biodiésel: contaminación bacteriana y desgaste del motor

Las estaciones de servicio se ven obligadas a utilizar muchos biocidas - antibiótiocos, en realidad-  para evitar la proliferación bacteriana en sus depósitos. Como bien saben, de vez en cuando tienen que alternar los diferentes biocidas porque, de tanto usarlos, las bacterias de los depósitos se vuelven resistentes. Si no se incorporase biodiésel al carburante esto no pasaría, pero actualmente por ley el 7% de la mezcla en Europa y el 15% en los EE.UU. tiene que ser biodiésel. Así que en su gasolinera se está librando continuamente una lucha por mantener la infección del combustible a raya. Infección debida a microorganismos que afectan a los humanos y que ahora afectan a las máquinas porque les damos alimento de humanos (el biodiésel se deriva de grasas vegetales)

vida microbiana en los carburantes diésel

El problema es que el biodiésel puede absorber hasta 40 veces más agua que el diésel


En total unas 30 especies diferentes son capaces de vivir y multiplicarse en el gasóleo.


Cuando el contenido en agua es superior a 60 ppm es posible la aparición de vida microbiana en los carburantes diésel. Es por esta mayor facilidad de contener agua por lo que los FAME son más susceptibles a ‘padecer’  infecciones de hongos, levaduras y bacterias que se desarrollan en el agua y se alimentan del gasóleo. Además como suele ser común en estos seres vivos su reproducción en condiciones favorables suele ser por duplicación, es decir exponencial, y con alimento disponible y temperatura adecuada en unos ciclos reproductivos muy cortos.


El funcionamiento normal de un motor diésel calienta el combustible, ya que el circuito es el siguiente:  “La bomba de aspiración succiona combustible del depósito a través de una rejilla filtrante, que se encuentra en el extremo del tubo de aspiración.

Este combustible llega a través de un primer filtro que elimina las impurezas más gruesas que lleva en suspensión el gasóleo. Después la bomba lo mandaría al filtro del combustible y de ahí pasaría a la bomba de inyección, que lo mandaría a los inyectores. La bomba de alimentación normalmente trabaja con presiones en torno a 1 ó 2 Kg/cm2. y en cantidad suficiente, siendo una válvula de descarga la que regula dichas presiones, teniendo una canalización de retorno para el combustible sobrante que va de vuelta al depósito”. Una vez calentado por su paso por el motor, el carburante constituye un templado y perfecto caldo de cultivo en el que crecen y se extienden estos seres microscópicos, formando colonias y produciendo residuos de textura gelatinosa, infectando el gasóleo y recubriendo las paredes del depósito, las conducciones y los filtros.

Además, tienen efectos corrosivos sobre algunos metales como aluminio y aleaciones de acero y por su estado gelatinoso, obstruyen los circuitos de combustible y elementos filtrantes, ocasionando pérdidas de potencia en los motores y averías, que si no se detectan a tiempo son graves y caras, sobre todo las causadas por la corrosión.

Este tipo de problemas, que antes de 2008 ocurría casi únicamente en el ámbito de las embarcaciones, se está extendiendo a la automoción, pero está cogiendo por sorpresa a usuarios y mecánicos que corrigen los síntomas con una limpieza, sin saber realmente, en muchos casos, el origen: ‘Un ser vivo sobre un carburante de nueva formulación’ que es más propenso a albergar vida, y que le sirve de alimento. Además si no hay un tratamiento con ‘medicación’, el problema se repetirá periódicamente, ya que solo es cuestión de tiempo que las bacterias vuelvan a multiplicarse.

http://crashoil.blogspot.com.es/2012/01/los-problemas-del-biodiesel_20.html

Related Articles
 
   
Top
#fc3424 #5835a1 #1975f2 #83a92c #8bb832 #1c2def