Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
Crónicas Hertzianas | Radioaficion Ham Radio

Crónicas Hertzianas

Article Index
Crónicas Hertzianas
El Misterio de las Estelas Químicas
All Pages
Share

Algunos reportes apocalípticos declaran que las tecnologías tipo HAARP serán usadas para iniciar la manipulación y modificación del clima, el derretimiento de las capas polares, el agotamiento del ozono, ingeniería de terremotos y control de olas oceánicas a través de empresas deliberadas que alteran y distorsionan los delicados campos de energía electromagnética de nuestro planeta. Sin embargo, en vez de usar esta tecnología para destruir a la humanidad, Ahora está claro que, el HAARP está siendo usado para modificar el clima, para detener, o por lo menos aminorar los efectos del calentamiento global para salvar a la humanidad.

Hay otro factor ahora en funciones, en conjunción con HAARP que ha llamado la atención de escritores de conspiraciones alrededor del mundo – el misterio de las “Estelas químicas - Chemtrails”.

Vamos a profundizar e indagar en nuestra historia reciente para descubrir algo más acerca de estos temas,…….



El presidente Ronald Reagan, quien sentía que destruir al “Imperio Malvado” era más importante que combatir el calentamiento global, destinó el dinero restante de los proyectos de Marte para construir nuevas armas para destruir la Unión Soviética. Los soviéticos protestaron retirando su cooperación, y poco tiempo después colapsó como poder mundial.

Estudios anteriores habían estimado que la temperatura del planeta subiría lo suficientemente para causar el derretimiento de las capas polares por el año 2000. Los esfuerzos para reducir la contaminación del aire en los años setenta, aparentemente detuvieron un poco el calentamiento a pequeña escala. Lo suficiente para ganar unos veinte años extra antes de que golpee el desastre.

Desafortunadamente, nadie había previsto el daño de la capa de ozono causado por el uso ilimitado de fluorocarbonos. Un “agujero” masivo en la capa de ozono se abrió sobre ambos polos, causando que enormes cantidades de radiación cósmica inundaran al planeta, agravando todavía más el problema existente. Algo debe hacerse, y debe hacerse rápido, o el planeta se horneará con las radiaciones solares.

Con el presupuesto cortado, y ya no teniendo como contraparte a Rusia, ahora era el turno de principalmente los Estados Unidos y sus aliados de salir con alguna clase de solución para la inminente amenaza. Esa solución vino de papeles secretos y cartas escritos por Tesla.

Quizás en respuesta a las señales de radio anómalas que estaba recibiendo, Nikola Tesla dijo, en junio de 1900,

“El tiempo está muy cercano, cuando tengamos la precipitación de la humedad en la atmósfera bajo completo control…”.

Tesla debe haber sabido, a esas alturas, lo que le aguardaba al planeta Tierra en el futuro cercano.

Las advertencias originales de Tesla habían también captado el interés de aquellos que estaban tratando de desarrollar alternativas. Ahora que huir del planeta ya no era una opción, aquellos en el poder están varados en la Tierra con el resto de la humanidad. El único método viable ahora parecía ser de tratar y modificar el clima, usando tecnología inventada por Tesla años antes.

Tesla, prestando atención a las extrañas voces que escuchaba a través de su modificado receptor de radio, comenzó experimentos para ver si era posible cambiar el clima usando cantidades masivas de energía eléctrica. Hay un circuito global, a veces llamado el circuito Wilson, en el cual la ionosfera es mantenida a un potencial positivo, generalmente en el rango de 200 a 300 kilovoltios, concernientes a la Tierra.

En las porciones de no-tormentas (de buen clima) de la atmósfera, fluye una corriente de conducción de retorno entre la ionosfera y la tierra, y el circuito es completado entre la conductora tierra y las bases de nubes de tormentas, a través de una combinación de conducción, convección, relámpagos, puntos de descarga y corrientes de precipitación. El cambio, puesto en la tierra por las tormentas de rayos, mantiene el campo eléctrico de la tierra y el potencial ionosférico.

Este circuito global fue originalmente descubierto por Tesla en 1890, y el, de nuevo, retomó la investigación en el tema después de convencerse que el calentamiento del planeta estaba siendo ayudado por fuerzas extraterrestres.

El sistema de Tesla involucra el uso de transmisores gigantes magnificadores, para que actúen como generadores globales y artificialmente crear las mismas funciones de circuito electromagnético globales, que son naturalmente creadas por la actividad de tempestades con relámpagos y truenos. Muy extrañamente, el primer uso de la idea de Tesla vino de los viejos días de la Guerra Fría y los experimentos soviéticos con la modificación del clima.

El cuatro de julio de 1976, la antigua Unión Soviética comenzó a transmitir enormes campos de pulso electromagnético desde tres gigantescos transmisores de 40 millones de watt, los cuales emitieron aquellas señales alrededor de medio mundo, hasta los Estados Unidos. Este asalto electrónico interrumpió y atoró las señales de radio y televisión, enfureció a la FCC e irritó a operadores radioaficionados, quienes rápidamente apodaron las señales “El Pájaro Carpintero Ruso - Russian Woodpecker”, por su cadencia de pulsos. Originalmente diseñado a traer más lluvia a ciertas áreas de Siberia, los soviéticos se sorprendieron de encontrar que las señales también afectaron el clima sobre América del Norte.

Los rusos completaron cerca de 30 inmensos transmisores, los cuales emitían señales, principalmente en el muy peligroso rango de 10-Herz, conocidos también como Frecuencia Extremadamente Baja (ELF). La tecnología se rumoraba que estaba basada en el trabajo de Tesla. Estos transmisores Tesla crean masivas ondas ELF, las cuales forman una gran alta presión, bloqueando sistemas que cambian el patrón normal de la corriente de jet, la fuerzan hacia el norte, y realmente retardan los patrones de flujo normal de sistemas de clima entrantes.

Desde abril de 1969, Spectrum, una publicación del prestigioso Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos publicó un artículo por Seymour Tilson, donde afirmaba:

“Trabajadores en el campo de la electricidad atmosférica y la física de la nubes han acumulado suficiente evidencia para sugerir que los campos eléctricos en la atmósfera más baja de la Tierra juegan un papel crítico… quizás el papel crítico… en el desarrollo y comportamiento de las nubes que producen precipitación de lluvias.

Al parecer, el Sr. Tilson estaba en lo correcto.

Exactamente a un año desde el comienzo del Pájaro Carpintero Ruso”, el 4 de julio de 1978, el gobierno estadounidense condujo su propio experimento ELF de control del clima, el cual creó una enorme precipitación de lluvia sobre seis condados del norte de Wisconsin. Esta tormenta generada por ELF generó vientos de 157 mph y causó $50 millones en daños, en la nivelación de Phillips, Wisconsin, y destruyendo varios miles de acres de bosques.

La primera alarma publicada acerca del armamento soviético de control del clima vino del Dr. Andrew Michrrowski de PACE (avocación planetaria para Energía Limpia). En un papel publicado en 1978, el Dr. Michrowski describió cómo el había colocado estaciones de monitoreo a través de Canadá, y determinó que,

“los soviéticos lograron establecer campos ELF relativamente estables y localizados (sobre América del Norte), los cuales eran capaces de obstaculizar o redirigir el flujo de corriente jet en el Hemisferio Norte.”

Varios años más tarde, Michrowski afirmó en un boletín de PACE (Vol. 4 #4):

“Campos ELF… propagan verticalmente hacia el suelo, creando ‘ondas paradas’… que pueden redistribuir la energía y la atmósfera a través de la convección de cúmulos. Ha sido constantemente notado que la variación de las transmisiones ELF soviéticas conducen a un subsecuente cambio en la ruta del flujo de corriente en el Hemisferio Norte en 72 horas.

El boletín 2/81 reportó que los soviéticos apagaron su señal ELF de pájaro carpintero por un breve período en 1980:

“Durante un período de calma de dos semanas, la corriente del Hemisferio Norte era normal… con el retorno de las transmisiones ELF soviéticas, la corriente fue, de nuevo, re-dirigida por un persistente borde de alta presión, extendiéndose de Yukón a Arizona.”

Impulsados por el éxito de la señal del Pájaro Carpintero soviético, los Estados Unidos secretamente activaron un Proyecto de Investigación de Alta Actividad Auroral, o HAARP. Ubicado en Gakona, Alaska, este calentador ionosférico de la Marina y la Fuerza Aérea estadounidense, basado en Tesla, ha estado proyectando rayos muy enfocados de intensa energía de radio-frecuencia a la atmósfera, durante los últimos años.

Esta onda controlable de radio es tan poderosa y está tan cargado electromagnéticamente que puede realmente levantar y calentar la ionosfera. Pongamos simplemente, el aparato para HAARP es una revocación de un radio telescopio. La antena envía señales hacia fuera, en vez de recibir.

HAARP públicamente afirma que el Programa de Investigación de Alta-Frecuencia Activa Auroral es principalmente un proyecto académico con la meta de cambiar la ionosfera para mejorar las comunicaciones para nuestro propio bienestar. Sin embargo, otros documentos militares estadounidenses lo ponen mucho más claro – HAARP apunta a aprender cómo “explotar la ionosfera para propósitos del Departamento de Defensa.”

Las patentes descritas abajo eran el paquete de ideas que originalmente eran controladas por la Corporación de tecnologías Incorporadas, ARCO (APTI), UN SUBSIDIARIO DE LA Compañía Richfield Atlantic. APTI era el contratista que construyó las instalaciones de HAARP. ARCO vendió el contrato de esta subsidiaria, los patentes y la segunda fase de construcción a E-Systems en junio de 1994.

E-Systems es uno de los mayores contratistas de inteligencia en el mundo – haciendo trabajo para la CIA, para organizaciones de inteligencia de defensa y otros. $1.8 mil millones de sus ventas anuales son a estas organizaciones, con $800 millones para Proyectos Negros.

E-Systems fue comprado por Raytheon, que es uno de los mayores contratistas de defensa en el mundo. En 1994, Raytheon fue enumerado como el número cuarenta y dos de la lista de Fortunas de 500 compañías. Raytheon tiene miles de patentes, algunas de las cuales serán valiosas para el proyecto HAARP.

Las doce patentes originales son la espina dorsal del proyecto HAARP, y están ahora enterradas entre miles de otras, sostenidas en nombre de Raytheon. La patente #4,686,605 sobre el “Método y Aparato para Alterar una Región en la Atmósfera Terrestre, Ionosfera; y/o Magnetosfera - Method and Apparatus for Altering a Region in the Earth's Atmosphere, Ionosphere; and/or Magnetosphere”, de Bernard J. Eastlund fue sellado por un año bajo una Orden Gubernamental Secreta.

El calentador ionosférico Eastlund era diferente. La radiación de radio frecuencia (RF) se concentraba y enfocaba en un punto de la ionosfera. Esta diferencia lanza una cantidad sin precedentes de energía hacia la ionosfera. El dispositivo Eastlund permitiría una concentración de un watt por centímetro cúbico, comparado a otros que solo pueden entregar cerca de una millonésima de un watt. Esta enorme diferencia podría levantar y cambiar la ionosfera de las maneras necesarias para crear efectos futuristas, descritos en la patente. Según la patente, el trabajo de Nikola Tesla a principios de los 1900s formó la base de la investigación.

¿Qué valdría esta tecnología para ARCO, el propietario de las patentes? Ellos podrían hacer enormes ganancias emitiendo corriente eléctrica desde un lugar de energía en los campos de gas hacia los consumidores, sin necesidad de cables.

Durante un tiempo, los investigadores HAARP no podían probar que este estaba destinado para usos de HAARP. En abril de 1995, otros patentes fueron encontrados conectados con una lista de “personal clave” para APTI. Algunas de estas nuevas patentes APTI eran, de hecho, un sistema sin cables para enviar energía eléctrica.

La patente Eastlund dijo que la tecnología puede confundir o completamente interrumpir los sofisticados sistemas de guía de aviones y misiles. Además, esta habilidad para rociar grandes áreas de la tierra con ondas electromagnéticas de variada frecuencia, y para controlar cambios en esas ondas, permite interrumpir comunicaciones en tierra o mar, así como en el aire.

La patente continúa con:

“Así, este invento proporciona la habilidad de poner cantidades sin precedente de energía en la atmósfera de la Tierra en ubicaciones estratégicas y mantener la inyección de nivel de energía, particularmente si se usan pulsaciones al azar, de una manera mucho más precisa y mejor controlada que lo hasta ahora logrado de la anterior manera, particularmente por detonación de dispositivos nucleares de varo rendimiento en variadas altitudes.

“Es posible no solo interferir en comunicaciones con terceros, pero también tomar ventaja de uno o más de tales rayos para acarrear hacia fuera una red de comunicaciones, aunque se interrumpa el resto de las comunicaciones mundiales. Pero de otra manera, lo que se usa para interrumpir las comunicaciones de otros, puede ser empleado por alguien que sea conocedor de este invento como una red de comunicaciones, al mismo tiempo.

“Grandes regiones de la atmósfera podrían ser levantadas a una inesperada altitud, para que los misiles encuentren fuerzas de arrastre inesperadas y no planificadas, con la resultante destrucción. La modificación del clima es posible por ejemplo, alterando los patrones de viento en la alta atmósfera, construyendo una o más plumas de partículas atmosféricas que actuarán como un lente o un dispositivo de enfoque.

“Las modificaciones moleculares de la atmósfera pueden tener lugar para la obtención de efectos ambientales positivos. Además, para cambiar la composición molecular de una región atmosférica podría escogerse una molécula o moléculas en particular, para incrementar la presencia.”

Eastlund también observa el interés de la OTAN en modificar el clima para ventajas militares. En Mayo de 1990, un papel de la OTAN: Modificación de las Condiciones Troposféricas de Propagación, detallado cómo la atmósfera podría ser modificada para absorber radiación electromagnéticas rociando polímeros detrás de aviones volando muy alto.

Absorbiendo microondas transmitidas por HAARP y otros calentadores atmosféricos vinculados desde Puerto Rico, Alemania y Rusia, estos espejos artificiales pueden calentar el aire, induciendo cambios en el clima. La Patente # 4,253,190 de los Estados Unidos de América describe cómo un espejo hecho de “resina de poliéster” podría ser sostenido en alto por la presión ejercida por la radiación electromagnética de un transmisor como HAARP.

Un investigador PhD de polímeros que desea permanecer anónimo le contó al investigador, William Thomas que si la salida de la frecuencia HAARP es emparejada al campo magnético de la Tierra, su energía altamente comprimida podría ser impartida a las moléculas “artificialmente introducidas en esta región.”

Este estado altamente reactivo podría, entonces “promover la polimerización y la formación de nuevos componentes,” explicó.

La generación de calor necesitada para modificar el clima puede ser fomentada agregando polvo de óxido de hierro a los polímeros exudados por muchos aviones que vuelan muy alto. Los polímeros, que absorben la radio-frecuencia, tales como Phillips Ryton F-5PPS son sensibles en el régimen de los 1-50 MHz (megaciclos), HAARP transmite entre dos y 10 MHz (Megaciclos).

Los patrocinadores del HAARP de la Fuerza Aérea y Marina de los Estados Unidos afirma que su transmisor eventualmente será capaz de producir 3.6 millones de watts de poder de radio frecuencia. Pero en la página 185 de un “Memorándum Técnico 195” de octubre de 1991, resaltando pruebas HAARP proyectadas, hay una llamada por la división de efectos ionosféricas del Laboratorio Phillips de la Fuerza Aérea Estadounidense, para que HAARAP alcance una salida máxima de energía de 100 mil millones de vatios. Las estaciones de radio comerciales, comúnmente transmiten en 50,000 watts.

Hay otro factor ahora en funciones, en conjunción con HAARP que ha llamado la atención de escritores de conspiraciones alrededor del mundo – el misterio de las “Estelas químicas - Chemtrails”.