Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
¿El radioaficionado es un científico? | Radioaficion Ham Radio

¿El radioaficionado es un científico?

Share

Desde mi punto de vista, existen muchas similitudes entre los radioaficionados y los científicos. Me explicaré:

No recuerdo exactamente cuál fue el detonante que hizo que me interesase por la radioafición, pero cuando cursaba los estudios de oficialía electrónica con 14 años de edad, empecé la construcción de un receptor de 27 MHz de Sales-Kit luego completé mi primer transceptor durante el año 1977. Y aquí empezó, sin saberlo yo, mi carrera hacia la Ciencia Amateur.

Mi recorrido tecnológico pasó desde la AM a la SSB, llegando finalmente a la CW, mediante las cuales descubrí desde el dipolo, el plano de tierra y las antenas direccionales, hasta el apilamiento de antenas; también descubrí desde los distintos modos de propagación, la Tropo, la Esporádica “E”, la F.A.I., el “Meteor Scatter”, hasta el rebote lunar; desde la construcción de amplificadores de potencia y de preamplificadores de bajo ruido, hasta los concursos, las expediciones, las conferencias y, finalmente, la Radioastronomía.

Aunque no exactamente igual, la evolución de la mayoría de radioaficionados ha sido muy similar, aunque algunos habrán dedicado toda su pasión al DX, otros a las comunicaciones digitales, otros a los concursos, etcétera. Pero en todos ellos ha existido siempre un afán de superación y la necesidad de alcanzar unos buenos conocimientos en la especialidad que han escogido, es decir, el máximo conocimiento de una ciencia, de la ciencia de la radio en cualquier de sus aspectos. Esto me lleva a decir que un radioaficionado es un científico, ya que se dedica a la ciencia de la radio. Y es más: la mayoría somos científicos e investigadores, ya que este conocimiento lo hemos adquirido nosotros mismos gracias a una constante investigación.

¿No hemos investigado sobre propagación? ¿No hemos aprendido a averiguar a qué hora y qué banda serán las más idóneas para realizar un determinado comunicado? ¿No somos capaces de discernir entre una modalidad u otra, la más adecuada entre varias antenas o las características mínimas de un cable coaxial? Y no digamos de aquéllos, quienes, gracias a sus conocimientos en electrónica, se atreven a construir sus propios equipos y, no satisfechos con ello, se dedican a mejorarlos.

En este afán de conocimiento y superación, Internet pone a nuestro alcance una enorme cantidad de información que hasta hace poco era inimaginable. Ahora podemos alimentarnos de las experiencias de muchos otros en cualquier campo de investigación, con el simple hecho de conectarnos a la Red, y es por eso por lo que Internet es un complemento ideal e indispensable para todos los radioaficionados.

Yo, que soy radioaficionado, también soy un adicto a Internet, pues esta mezcla de aficiones me ha llevado, en una constante progresión, a integrarme dentro de otro campo amateur, como es el de la astronomía, gracias a unos conocimientos de radio y a una información encontrada en Internet, más que por mis conocimientos de astronomía, que eran escasos.

Aún soy un gran novato en este campo, pero si antes me habría asustado entrar en el mundo de la Radioastronomía, ahora, mirando hacia atrás, sé que éste es sólo el comienzo y que, gracias a mi afición, conseguiré disfrutar de esta nueva faceta, también compartida por cierto por muchos radioaficionados. Es grato comprobar como científicos ilustres como Grote Reber, W9GFZ, precursor de la radioastronomía moderna, así como John Kraus, W8JK, inventor de las antenas helicoidales, han sido radioaficionados, así como otros más actuales, como Joe Taylor, K1JT, quien fue laureado con el premio Nóbel de Física en 1993 por descubrir un nuevo tipo de pulsar, un descubrimiento que ha abierto nuevas posibilidades al estudio de la gravitación.

Nuestro colectivo debe sentirse de enhorabuena, debe dejar de llorar, de hacer estadísticas de cuantos éramos y los pocos que somos, y de buscar las causas. En definitiva, debe dejar de mirar al pasado, pues el pasado es historia, y lo importante es el futuro. Así que empecemos a mirar este futuro y contribuyamos cada uno de nosotros a dignificar nuestra afición y a encauzarla hacia logros cada vez más relevantes. La Radio Ciencia Amateur puede ser el camino.


73, Enric, EA3BTZ



Related Articles