Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
The Conet Project | Radioaficion Ham Radio

The Conet Project

Share

“¡Atención, atención! five, five, three, seven, seven...”

The Conet Project

¿Qué es The Conet Project? Se trata de grabaciones de transmisiones de onda corta emitidas desde unas misteriosas emisoras conocidas por los radioaficionados como ‘numbers stations’. Como su nombre indica, son estaciones de radio que solo emiten series de números. Voces monótonas e inquietantes, a menudo tratadas electrónicamente, siempre de muy mal rollo, recitan números en diversos idiomas.

Puesto que estas emisoras florecieron durante la Guerra Fría y al finalizar aquélla su número se redujo, se supone que se trata de mensajes cifrados transmitidos por los servicios secretos de diversos países, dirigidos a los espías infiltrados. Por supuesto, semejante bizarrada ha generado toda una culturilla a su alrededor. El mundo está repleto de tipos que se dedican a buscar estas emisiones, a grabarlas, intercambiarlas y discutir sobre ellas. No faltan los que intentan descifrarlas y tratan de descubrir, con poco éxito, su origen concreto. The Conet Project es la principal expresión de este movimiento.

La plasmación de su obra es una caja de cuatro CDs que recogen más de 125 grabaciones de ‘numbers stations’. Cuatro horas de voces enigmáticas recitando mensajes cifrados, entre modulaciones, pitidos y zumbidos propios de la onda corta. Sinister Monster me grabó una copia del disco nº 3 que,según él, “es el mejor”. Otro amigo, éste radioaficionado, me consiguió los cuatro discos en MP·3.

Semejante joya merecía una audición adecuada. Así que anoche me metí en la cama y me tragué el disco nº 3 con cascos y a oscuras. ¡Qué experiencia, amigos! En cuanto a mal rollo e inquietud, es lo mejor que he oído desde el primer vinilo de Mecánica Popular. Supera cualquier cosa experimental, ruidista o industrial que puedan encontrar en los rincones más desquiciados de sus fonotecas.

Las grabaciones, que oscilan entre los 20 segundos y los 6 minutos, lucen títulos descriptivos como ‘Achtung,achtung’ y ‘Russian woman’ que apuntan bastante bien por dónde van los tiros. Normalmente se oye a un hombre o una mujer de edad indeterminada leyendo números, sin más, pero las mejores son las que van precedidas por un mensaje de alarma como el mencionado “achtung, achtung” o el muy popular entre los aficionados “atención, atención” de acento cubano. El culmen se alcanza con otras cuya señal de aviso al receptor es algún tipo de música. Éstas rozan el sadismo sicológico. Mis favoritas son las que se abren con música tirolesa grabada hacia los años treinta, con scratch de gramófono y todo, y las que se anuncian con melodías de cajitas de música.

Son indescriptibles, pero háganse una idea: Se oye la deleznable canción del Tirol, luego, de pronto, una voz como de la Alemania del Este o la Gestapo grita “¡achtung, achtung!” A continuación empiezan los números, “ein, zweig, zweig, zweig, ein, ein”, que suenan en un tono parecido al del robot que nos da la hora en la Telefónica, pero más autoritario y protogenocida. Silencio, “¡Achtung!” de cierre y vuelta al Tirol. Las que son en alemán, en idiomas del Este e inglés con acentos ignotos son las mejores con diferencia, por los efectos devastadores que causan en el sistema nervioso del oyente. Todas sugieren ambientes opresivos, dictatoriales y marxista leninistas ortodoxos. Algunas parecen emitidas desde una base de extraterrestres nazis refugiados en la Tierra Hueca, mientras que otras obligan a pensar en la realidad de los Niños del Brasil (los clones de Hitler, no el grupo zaragozano).

Al escuchar las ‘numbers stations’ uno fantasea inevitablemente con siniestros funcionarios escondidos en bloques de cemento, transmitiendo con equipos de la AEG de los años 30 mensajes que, a buen seguro, ordenan un magnicidio, causan la desaparición de algún avión en el Triangulo de las Bermudas o detallan las instrucciones para envenenar el sistema de agua potable de Gdansk.

En definitiva, The Conet Project garantiza una experiencia inolvidable de mal rollo sin cuento que recomiendo fervientemente. Aunque los discos se reeditan de vez en cuando, los propios responsables del proyecto facilitan su descarga en MP·3. Así que no tienen ustedes excusa.
“¡Atención, atención! five, five, three, seven, seven...”

Pincha aqui para obtener más información detallada y fotografias de Antenas

Related Articles