Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
CTCSS, DTMF, DSQ y TSQ | Radioaficion Ham Radio

CTCSS, DTMF, DSQ y TSQ

Share

¿ Qué son las opciones CTCSS, DTMF, DSQ y TSQ ?

Al adquirir su nuevo transceptor de V-UHF, portátil o móvil, habrá advertido que el fabricante resalta algunas prestaciones de siglas misteriosas. CTCSS, DTMF. ¿Qué es eso? ¿Para qué sirve?

Los transceptores modernos, incluidos los portátiles, vienen dotados de origen (o se les pueden adaptar fácilmente) de una multitud de funciones muy útiles pero que, a menudo, no son empleadas por una gran mayoría de usuarios más por desconocimiento de su aplicación que por una auténtica dificultad de comprensión o uso. Tales son, por ejemplo, los codificadores y descodificadores de subtonos CTCSS o DTMF o los modernos silenciadores selectivos DSQ y TSQ.

De los primeros, el CTCSS (abreviatura de Continuous Tone-Coded Squelch System) o Sistema Silenciador Codificado por Tono Continuo, utiliza tonos de audio de frecuencias comprendidas entre 67 y 250 Hz, denominados también subtonos y fue inventado por la firma Motorola mientras que el segundo, también de origen norteamericano, es el DTMF (Dual Tone Multi Function) o Función Múltiple por Tono Doble, que es una adaptación del sistema de llamada de telefonía digital actualmente en uso en nuestros aparatos telefónicos con teclas, consistente en la transmisión simultánea de dos tonos audibles y de frecuencias no relacionadas armónicamente. Ambos sistemas están bastante difundidos en Europa actualmente.

Además de los citados tonos de audio, la mayoría de transceptores del mercado incorporan un generador de tono de llamada, a 1.750 Hz, usado en ciertos repetidores europeos para «abrirlos» al tráfico. Algunos operadores habilidosos y cuyos handietalkies no incorporan esa facilidad logran imitarla eficazmente emitiendo un silbido de tono apropiado ante el micrófono (!).

CTCSS, DTMF, DSQ y TSQ

Cuando, en los primeros tiempos de la banda de 2 metros, el número de estaciones y repetidores activos era reducido, no había prácticamente problema alguno de congestión ni saturación en la banda, así que las interferencias entre equipos eran más bien raras y no era preciso tomar precauciones especiales al respecto. Pero con el creciente aumento de la actividad en las bandas de VHF y UHF y, sobre todo, con el aumento del número de repetidores y con la aparición de condiciones de propagación por esporádica (Es), actualmente son más y más frecuentes los casos de interacción indeseada entre QSO en el mimsmo canal o el excitar dos repetidores simultáneamente, cuando en realidad se estaba intentando acceder a uno solo, debido al sistema simple utilizado en la mayoría de ellos, que se activan por la sola recepción de una portadora no modulada. La figura 1 muestra el caso de dos repetidores, cuyos alcances en condiciones normales (línea gruesa) no presentarían problema de interferencia, pero que en condiciones de propagación esporádica (línea delgada) pueden presentar una zona de cobertura solapada (área rayada) desde la que ambos serían oídos y excitados por una portadora cualquiera sin modular.

Del mismo modo, en la figura 2 se presenta el caso de esos dos mismos repetidores, en condiciones «normales» de propagación (sin cobertura común) pero que serán excitados sin duda por una estación "C", situada entre ellos y cuyo alcance sea el suficiente. Sin embargo, y como es obvio, el uso de señales de acceso selectivo no evita, por sí mismo, la interferencia entre repetidores: Si uno de ellos ("A", por ejemplo) está activado por un usuario y otro usuario distinto abre el "B", puede darse fácilmente el caso que la señal del primer usuario (C) «entre» en el segundo repetidor.

CTCSS, DTMF, DSQ y TSQ

Tales situaciones indeseadas pueden ser obviadas fácilmente haciendo uso de la técnica de subtonos. Si el repetidor A tiene su descodificador CTCSS ajustado para una frecuencia de, por ejemplo, 88,5 Hz mientras que el B lo tiene sobre 250,5 Hz, ambos podrán ser abiertos separadamente utilizando subtonos de la frecuencia apropiada; además este sistema les protege asimismo en caso de condiciones anormales de propagación. Un problema del sistema es que, para acceder a esos repetidores con acceso codificado, es imprescindible conocer la secuencia tonal. No es frecuente que los repetidores emitan por su salida los tonos de audio, donde pudieran ser «copiados» y acaso no sea fácil montar una «guardia» a la entrada del repetidor para escuchar los tonos de acceso de otra estación. Esta información se deberá poder obtener, pues, de radioaficionados locales, o por una consulta a la asociación responsable del repetidor, que está obligada, por Ley, a facilitar el conocimiento público de esa clave.

Por supuesto, y además de su empleo en repetidores, los sistemas de llamada selectiva por tonos de audio pueden ser usados -y lo son frecuentemente- para mejorar y personalizar las comunicaciones entre dos equipos. Para ello se deberán programar el codificador y descodificador de cada equipo con el tono o secuencia de CTCSS o DTMF elegida y almacenarla en una de las correspondientes memorias. Así, sólo cuando el equipo reciba una portadora modulada con la señal oportuna, se abrirá su silenciador y estará en condiciones de escuchar el canal. Así funcionan multitud de redes privadas -o grupos de una misma red- con canal compartido, en las que la presencia del usuario de una red o grupo en el canal no es advertida por los usuarios de otro grupo o red, ya que el silenciador del equipo de estos últimos permanecerá cerrado. Aplicaciones aún más sofisticadas de la llamada selectiva son la denominada «paging» o buscapersonas, en las que se hace uso del DSQ (Digital Squelch) o silenciador digital y el TSQ (Tone Squelch); el primero de ellos hace uso de tres tonos DTMF y puede ser usado a través de repetidores, mientras que el TSQ emplea señales CTCSS y se adapta mejor para QSO en directo. Con el uso de tales dispositivos es posible convertir el «talkie» en un auténtico buscapersonas y registrador de mensajes en la zona de cobertura, si el receptor está dotado de una pantalla apropiada.

Una advertencia sobre el uso de esos sistemas; es posible que durante la experimentación de silenciadores digitales en nuestro equipo, éste quede repentinamente «sordomudo» y sin responder a las acciones normales. En tal caso, no desesperar: releer cuidadosamente el capítulo correspondiente del manual de uso, buscar (con la ayuda de una lupa si es preciso) la presencia en la pantalla de un icono de esas modalidades y tratar de suprimir esa función. Dada la variedad de modelos de transceptor existentes y las múltiples posibilidades opcionales de cada uno de ellos es prácticamente imposible describir con detalle siquiera un procedimiento general para aprovechar esas facilidades. Una lectura atenta del manual del aparato y un tiempo de dedicación, preferiblemente en colaboración con algún amigo local que disponga de un equipo similar, pueden ser de mucha utilidad y proporcionar nuevas posibilidades, apenas imaginables, al equipo habitual.

ARTICULO ORIGINAL de:

CQ Radio Amateur en Español

Revista CQ Radio Amateur

CQ Radio Amateur es la edición española de la acreditada revista norteamericana «CQ Magazine», cuyo contenido es elaborado por redactores y colaboradores españoles y latinoamericanos.

CQ Radio Amateur está realizada por un equipo de radioaficionados españoles expertos, con el objeto de mantener y promocionar el espíritu de la radioafición en los países iberoamericanos.

CQ Radio Amateur difunde en español no sólo artículos e informaciones de origen americano sino otros propios y de interés para los lectores hispanoparlantes que desean mantenerse al día en temas técnicos y noticias del mundo de la radioafición.

CQ Radio Amateur es un revista escrita por y para radioaficionados y concebida para que todo su contenido, desde la primera hasta la última página, resulte de interés por la actualidad, profundidad y veracidad de los temas tratados.

Related Articles