Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez desactiver vos / Por favor desactiva el Javascript![ ? ]
Reglas y consejos sobre concursos | Radioaficion Ham Radio

Reglas y consejos sobre concursos

Share

No se limite a participar en su concurso favorito.
¡Intente situarse en un buen lugar!

La participación en concursos de radio puede ser una actividad muy gratificante o algo frustrante, según como vengan las cosas y, por qué no decirlo, según el grado de organización y entusiasmo que aportemos. John Dorr, K1AR, nuestro amigo y colaborador nos ofrece una serie de «trucos» y consejos para mejorar nuestra puntuación en los concursos y perfeccionar nuestros hábitos operativos.

Esta serie de recomendaciones fueron publicadas en la Sección de «Concursos-Diplomas» de CQ Radio Amateur entre los meses de abril y septiembre de 1998 y, unidas a algunas de nuestra propia cosecha «mediterránea», las ofrecemos a nuestros visitantes interesados en esta apasionante actividad.

Antes del concurso

Trate de asegurar su tiempo libre. Planifique con su familia las fechas del concurso. Intente que en esas fechas no se case ningún familiar, no se concierten reuniones masivas en su casa o no se le obligue a ir a recoger al aeropuerto a la parienta lejana que viene del otro lado del Atlántico o acompañar a su esposa a visitar a su madre. Recuerde a su pareja con antelación suficiente la fecha comprometida. Ofrezca a su sufrida XYL (u OM) algún pequeño obsequio como compensación por su paciencia y comprensión.

Plan de bandas. Trate de diseñar un horario de uso de las bandas. Por ejemplo, para empezar un concurso a las 0100 locales y en pleno invierno durante la época de baja actividad solar, la banda ideal será la de 80 metros, sin descuidar algunas incursiones en la de 40. Pero en un concurso que comience a las 1200 locales será mejor empezar en 15 metros y echar algunas ojeadas a la de 20. Use alguno de los programas de predicción de propagación para establecer cuándo llamar a alguna de las «fuentes» de DX (USA, Japón, Europa). Consulte las listas del año pasado y márquese unos objetivos por bandas (QSO, puntos, multiplicadores, entidades, etc.).

Ponga a punto su instalación. No espere al fin de semana anterior al concurso para comprobar que todo funciona. Tómese un tiempo para repasar las instalaciones, internas y exteriores. Verifique que la antena apunta hacia donde indica el mando del rotor. Repase y etiquete todos los cables de antena. Hágase -si no la tiene ya- una carátula para poner tras los mandos del amplificador indicando su posición en cada banda; ahorrará un tiempo precioso al cambiar de banda. Si piensa usar «la máxima potencia legal» compruebe que todos los periféricos -incluido el televisor de la vecina- la soportan y que la RFI no le afligirá. Asegúrese de que conoce bien todos los recursos de sus equipos y programas informáticos de ayuda. Lea de nuevo los manuales y vea si extrae de su instalación todo el rendimiento posible. Añada etiquetas explicativas al teclado de su ordenador.

No descuide las pequeñas cosas; se hacen grandes solas. La mayoría de nosotros tenemos docenas de pequeños problemas en nuestra instalación. Las lamparitas del S-meter que se fundieron hace quién sabe cuándo, un latiguillo que falla intermitentemente y que «solucionamos» poniéndole debajo una caja de cerillas, una letra del teclado que falla, u otras mil cosillas que, durante el concurso, crecen en importancia y nos hacen lamentar el no haberles dedicado unos minutos a tiempo. Así que ¡manos a las herramientas y dejemos atrás esos problemas!

Recoja información sobre expediciones y estaciones especiales. Además de la diversión en la propia participación, un concurso puede ofrecer muchas oportunidades de mejorar su cuenta de entidades, zonas y prefijos. Lea la sección de DX y concursos de las revistas especializadas, escuche alguna de las redes de DX en las bandas o navegue por las páginas de Internet dedicadas a la radioafición en busca de información sobre expediciones y estaciones especiales. Haga una lista de las que le resulten más interesantes y determine, por medio de un programa de predicción de propagación, el margen horario y banda adecuados para tratar de trabajarlas.

Los atletas se entrenan. ¿Ud. no? Si el concurso es en CW, hágase con algún programa de entrenamiento de concursos. Los hay muy desarrollados y que, en un ordenador moderno, imitan hasta un pileup. Incluso unas horas de entrenamiento escuchando en las bandas mejorará su eficiencia. Trate de copiar con exactitud los indicativos que escuche. Los indicativos erróneos son una de las causas más corrientes de pérdida de puntuación. En SSB recuerde que la inmensa mayoría de operadores pronuncian o deletrean su indicativo en inglés, y que éste puede sonar muy distinto del que le enseñaron. Intente captar «a la primera» los indicativos que se escuchan en las bandas. Participe en algunos concursos «pequeños» (ninguno lo es, si se aborda con espíritu competitivo) para ganar agilidad y pulir el estilo.

Durante el concurso

¿Puntos o multiplicadores? Si cree que no va a poder hacer muchos QSO, concéntrese en los multiplicadores al principio. Escuche las bandas una media hora antes del inicio del concurso. En ese tiempo, los clubes, expediciones y estaciones especiales tratan de «hacerse un hueco» en la banda. Memorice en el equipo las frecuencias de esas estaciones y trabájelas en cuanto pueda. Tenga muy presentes las reglas del concurso para los multiplicadores y opere más en el modo «busca y caza» que en el de «llama y escucha». Eso le hará ver cómo aumenta rápidamente el contador de su programa de Log y le mantendrá animoso. Si al recorrer la banda se encuentra una estación cualquiera fácil de trabajar, no dude en llamarla; así añadirá una buena cifra de QSO al final.

No se lance dentro de un «pileup» sin reflexionar. Evite la tentación de sumergirse directamente en el barullo de un pileup. Dedique un poco de tiempo para averiguar el indicativo exacto y los hábitos de escucha del DX. Use los mandos RIT/XIT o SPLIT de su equipo para escuchar dónde llaman los corresponsales que atiende el DX y sitúese un poco por fuera del centro de la pila de llamadas (especialmente si su equipo no es de alta potencia). Tansmita su indicativo completo una sola vez y pase rápidamente a la escucha. Ajuste el retardo del VOX al mínimo compatible con una operación sin repiqueteo de los relés. Cuando le conteste el DX, asegúrese que éste ha copiado correctamente su indicativo y, en caso de duda, repítalo al final de si cambio.

La antena más grande no es siempre la mejor. Si el espacio disponible en su QTH no le permite instalar largas Beverages para escuchar, a veces las antenas que disponemos pueden mejorar la calidad de la recepción en las bandas de 80 y 160 metros. Por ejemplo, intente utilizar la antena de 40 metros para recibir en 160. A veces los resultados pueden ser sorprendentes; aunque la señal bajará, también la hará el ruido y en muchas ocasiones éste se reduce más que la señal, mejorando así la relación señal/ruido que es, a fin de cuentas, lo que importa.

Aproveche los dos OFV de su equipo. Muchos equipos modernos disponen de dos OFV y de una tecla que permite «copiar» los datos del OFV «A» en el «B». Mientras está esperando que se aclare un poco el panorama alrededor de un multiplicador interesante, use el otro como memoria y siga buscando con el principal nuevos multiplicadores. Así podrá regresar rápidamente a vigilar la estación que dejó «aparcada». Incluso puede usarse esa dualidad para explorar otra banda.

Citas en otra banda. Si establece citas con estaciones para trabajarlas en otras bandas, trate de concertar varias citas en esa banda y hora. Es muy frecuente que la cita falle por múltiples razones; eso significa pérdida de tiempo. Con una agenda de 10 o 15 citas es probable que sólo falle alguna y podrá aprovechar así el tiempo muerto a que obliga la «regla de los 10 minutos» de permanencia en la banda de algunos concursos.

Evite transmitir información innecesaria. La eficiencia total puede ser mejorada con cosas tan sencillas como reducir la cantidad de información innecesaria a transmitir. Algunos ejemplos en CW son: terminar el CQ con una «K»; comenzar el intercambio con «UR»; transmitir «73» (que puede dar lugar a confusiones), etc. En SSB: añadir «QSL» o «OVER». La fórmula de llamada debe limitarse, en CW, a: «TEST <indicativo>» transmitido DOS veces y seguido de una pausa de 3 segundos como máximo, para dar tiempo a un posible corresponsal de teclear nuestro indicativo y comprobar si no es un «dupe» (duplicado). Al contestar, incluya solo el indicativo del corresponsal, el intercambio y el propio indicativo; así no hay ninguna duda de quienes han hecho el QSO.

No se precipite al llamar. No llame a la estación DX como si de ello dependiera su vida; no grite ante el micrófono ni fuerce el mando de ganancia del micrófono o del procesador de voz. Con ello no logrará más que estropear la inteligibilidad de sus señales. Piense que el operador de la estación DX está sometido a una gran presión y escoge preferentemente aquellas estaciones que «suenan» mejor. Pero no la llame con desgana; use un tono natural e interesado y vocalice su sigla lo mejor que sepa. En CW no aumente la velocidad exageradamente como si así su señal «penetrara» mejor. Lo único que acaso consiga es que su indicativo se copie erróneamente o sea olvidado.

Regule adecuadamente su comida y su descanso. ¿No pudo echar una siesta para acumular fuerzas la tarde del viernes? Acaso no debió tomar ese café después de comer, o incluso el del desayuno. Retrase ese pequeño placer para las 0000 UTC del primer día. Pero trate de aprovechar las «horas bajas» de propagación para los descansos obligatorios; un buen periodo es entre las 11 y las 15 locales, cuando las bandas de 40 y 20 bajan un poco y las de 15 y 10 aún no se han abierto completamente. Descanse entre las 01 y las 05 locales de la segunda noche para estar bien despierto al amanecer y aprovechar la «línea gris». Haga algunas paradas cortas durante el concurso y compleméntelas con alguna comida ligera.

¿Recibe bien a la misma velocidad que manipula? Me asombra la cantidad de operadores de concursos que no son capaces de copiar un texto en CW, por corto y conciso que sea. Seguro que captan un indicativo a 50 ppm (al segundo intento, acaso) pero no les preguntes qué antena usan a 35 ppm. Probablemente te contestarán «599 14» o algo parecido. La velocidad y exactitud en la lectura son factores decisivos para destacar y hacerse un hueco entre los campeones. Intente superar su límite, cualquiera que éste sea.

¿Aún usa papel y lápiz? Si es así, está menospreciando las posibilidades de las ayudas electrónicas. Use un ordenador con un programa adecuado y escriba directamente en el teclado los indicativos que copie. Y hágalo tanto en concursos como en el tráfico de DX. La mayoría de buenos programas de Log permiten anotar un texto de comentarios en un campo. Úselo como bloc de notas. Ejercítese en cómo entrar, modificar y borrar datos en los campos de registro. Al poco tiempo podrá eliminar totalmente el papel de la mesa durante los concursos.

¿Se sabe «de corrido» los prefijos de los países? Parece que los prefijos de los países siempre estén cambiando. En cada concurso aparece alguna variante nueva. Yo aún tengo dudas en las equivalencias de los de las antiguas repúblicas soviéticas. Tómese unos minutos y repase la lista de prefijos de las Entidades (no las llame ya más «países»). Pocas cosas hay tan frustrantes como estar llamando durante diez minutos a una estación y descubrir que no la necesitábamos como país ni zona ni en esa banda. Aunque quizá es peor lo contrario: ¡dejar pasar una estación que en realidad necesitábamos!

Términos empleados en concursos de radioaficionados

Related Articles